Onki xin, o Bienvenidos en la vieja lengua del Euskera roncalés, a nuestro pequeño y acogedor remanso de paz y tranquilidad, aquí en Isaba, en el corazón de los Pirineos.

Isaba y sus alrededores es un paraíso para los entusiastas de la naturaleza y de la vida al aire libre. Desde las altas montañas a los viejos bosques donde sarrios, jabalís y ciervos abundan, ríos repletos con truchas, pozos con aguas frescas y cristalinas yacen bajo cascadas, el cielo lleno de buitres y águilas.

Aquí cada estación es un deleite. Las frescas noches de verano, la explosión de colores en otoño, esquí alpino, nórdico y de travesía en invierno y la proliferación de flores silvestres en primavera.

Los pueblos del Valle de Roncal, construidos con piedra, sumergidos en una rica historia de cultura y tradición, ofrecen fascinantes oportunidades para visitar lugares y también una suntuosa selección de cocina local. En el más grande de estos pueblos, Isaba (500 habitantes) encontrarás nuestro acogedor Hostal. Construido con materiales tradicionales de piedra y madera, con un toque especial de encanto, te ofrecemos un cómodo y cálido refugio. Onki xin.